Sandro Balvin, el alcalde coraje que necesita La Molina:

  • Constitucionalista de amplia experiencia anti-corrupción ya abrió local de campaña y promete un distrito del primer mundo.

  • Denunció a Nadine Heredia por asesinato de Emerson Fasabi y destapó millonarios casos de corrupción en la FAP.

  • El constitucionalista Sandro Balvin, quien denunció el asesinato de Emerson Fasabi durante el gobierno de Humala y se convirtió en los últimos años en el terror de un grupo de generales corruptos enquistados en la Fuerza Aérea del Perú (FAP), será candidato a la alcaldía de La Molina con el objetivo de convertirlo en un distrito del primer mundo.

  •  “Hay que poner las cosas en orden y convertir La Molina en un distrito seguro, moderno, ágil y amigable con los inversionistas, sin esa  burocracia bloqueadora que impide desarrollar todas las capacidades urbanísticas y comerciales que tiene el vecino molinense”, afirma Balvin, que será candidato por el Frente Esperanza.

  •     Balvin, que ya empezó su campaña con miras a las elecciones del próximo 2 de octubre, tiene las credenciales de un candidato pragmático, que no se queda en la promesa y el simple discurso de campaña, el cual se olvida después del día de las elecciones.

                “Como candidato tengo la obligación de hablar claro, señalar los problemas y proponer las soluciones que requiere La Molina y que el actual alcalde, que solo tiene un afán de figuración, no ha aplicado y por eso el distrito, pese a su potencial económico, se encuentra estancado y eso vamos a corregir”, expresa.

  •  Un eco-distrito

                El candidato invita a todos los molinenses a dialogar sobre el futuro del distrito, en el cual, bajo su gestión, se van a desterrar los bocinazos y ruidos molestos y, como en las ciudades más adelantadas del mundo, se alentará la construcción de edificios con jardines verticales y se fortalecerá la seguridad ciudadana. 

                Igualmente plantea acelerar todos los trámites burocráticos para la entrega de licencias de construcción o de apertura de nuevas empresas, lo que dinamizará la economía del distrito, su crecimiento y pujanza.

                “Ofrecemos una visión nueva y un compromiso directo con los vecinos, estaremos donde nos llamen”, agrega Balvin, cuyo local de campaña empieza a funcionar desde esta semana en el corazón de La Molina, donde espera a sus vecinos interesados en el futuro del distrito.

  • Contra Nadine

                Abogado colegiado, con estudios de Post Títulos  de derechos fundamentales y procesal constitucional por la Pontificia Universidad Católica del Perú, Sandro Balvin tiene una amplia trayectoria profesional y destaca, en especial, su lucha contra la corrupción y los abusos de los poderosos.

                Así fue como asumió la defensa de la familia del humilde suboficial del Ejército, Emerson Fasabi, cuya extraña muerte se trató de ocultar desde Palacio de Gobierno.

    Según lo denunció, la muerte de Fasabi estaría vinculada a la pérdida de las agendas de la entonces primera dama, Nadine Heredia. Ahí se puso al escrutinio las rutas de los miles de millones de soles mal habidos.

  • El constitucionalista tuvo el coraje de denunciar a Nadine, cuando estaba en todo su poder, por los delitos de secuestro y homicidio en agravio de Fasabi, hechos que también comprometería al expresidente Ollanta Humala, a quien la víctima le daba servicios.

Salva de atentado

Actualmente dirige la ONG Red Balvin Anticorrupción y, en esta delicada función, destapó y denunció millonarios casos de corrupción al más alto vuelo al interior de la FAP y que tuvieron amplio despliegue en la prensa nacional, por comprometerse recursos públicos en compras militares.

Otro caso sonado fue la denuncia ante la Fiscalía de Corrupción de Funcionarios contra altos mandos de la FAP por compras irregulares del equipamiento de tres aeronaves C-26 por 59 millones 471 mil soles, en el 2013, y en el que se habrían robado 4 millones de soles.

También denunció graves irregularidades en las compras de motores para helicópteros MI-17; de accesorios y mantenimiento para aeronaves de la FAP y que acarrearon pérdidas humanas y miles de millones de soles.

“Por estas denuncias he recibido amenazas de muerte e incluso colocaron y activaron una granada de guerra en la puerta de mi estudio de abogados en San Isidro para intimidarme, pero yo seguí adelante porque no se le puede dar tregua a los corruptos”, expresa Balvin.

En los últimos años, también fue víctima de ataques cibernéticos a sus páginas web, sus redes sociales y correos electrónicos, con el evidente afán de silenciarlo, e incluso, sin pruebas, le armaron casos penales en el Ministerio Público para neutralizarlo pero salió exculpado de todas las calumnias.

Estudios y experiencia

Durante su ejercicio profesional, fue árbitro del 2006 hasta el 2015, fue presidente de un Tribunal Arbitral del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) y realizó estudios de post-títulos en Derechos Fundamentales y Procesal Constitucional y el Arbitraje en la PUCP.

Por sus denuncias contra la exprimera dama y los altos mandos de la FAP, el Organismos Supervisor de las Contrataciones del Estado (Osce) lo separó de su lista de árbitros y a su turno los Colegios de Abogados, del Callao y La Libertad, cancelaron su colegiatura. Posteriormente con orden del juez recupero sus derechos de abogado colegiado.

Al mismo tiempo, los procuradores de la Sunedu, la FAP, el fuero militar y el Ministerio de Justicia trataron de enterrar su carrera profesional con denuncias sin sustento y que incluían la prisión preventiva.

            “Todas estas tentativas por sepultarme en vida fracasaron porque mis denuncias estaban bien documentadas y con pruebas, por eso vamos a aplicar el mismo celo para conducir los destinos de La Molina y sus vecinos”, afirma.

Compartir esto